Seleccione una Pagina
"Solo puede salir bien o muy bien"

La Editorial tres rosas amarillas en “El síndrome Chéjov”

La activa librería madrileña Tres rosas amarillas, pica en Madrid del cuento, género en el que está especializada, es un escaparate continuo de presentaciones, lecturas, reuniones variadas en torno al relato. Es, por tanto, buen lugar de encuentro. Ahora se han embarcado en la tarea de editar y han publicado sus primeros títulos, que ocuparán con seguridad lugar preeminente en el establecimiento, como no podía ser de otra manera(horrorosa expresión que me levanta el estómago y que a diario vomitan nuestras radios, en boca de Zapatero -tan aficionado a la coletilla como lo fue el ínclito Felipe a aquello de “por consiguiente”- y otros políticos, periodistas y demás profesionales de la cosa de hablar y decir poco).
Y, como es lógico o natural, tenía que saludar aquí la aparición de la editorial Tres rosas amarillas. Se estrenaron con dos pequeños vólúmenes que recogían tres cuentos cada uno. En el volumen uno se incluyen los relatos “Diminutas punzadas de sandía” de Eduardo Cano, “Cosas vacías” de Javier Pascual Echalecu y “La muerte de Cleopatra” de Javier Sagarna. En el volumen dos aparecen “Los candidatos” de María José Codes, “Canciones cíngaras” de Pablo Lobo y “Fundición” de Magdalena Tirado.
Por otro lado, en un formato mayor, la gran noticia es que Tres rosas amarillas ha reeditado el primer libro de cuentos de Víctor García Antón, “Amor del bueno”, que ganó hace unos años el premio Caja España de libros de cuentos, en una edición muy difícil de encontrar. Esta es una nueva oportunidad de leer el libro de García Antón. Aquí enlazo al comentario que hace ya casi seis años publiqué sobre el libro.
Mucha suerte a los amigos de Tres rosas en esta nueva aventura editorial.
Miguel Ángel Muñoz

0 Comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*